1:1 ALQUIMIA MATERNA

Descubre el poder transformador de tu maternidad

La Alquimia Materna es un portal de poder.

Será el comienzo de un proceso que te transformará, nos transformará a todas.

Conocerás tu universo interior de manera íntima y aprenderás a usar tus múltiples inteligencias internas, comprenderás muchos porqués e integrarás otros tantos nuevos cómos.

Harás menos cosas en tu día a día, y las harás mejor.

Tendrás claridad.

Será intenso, será liberador, será épico desde el primer día. Y tendrás una tierra firme bajo tus pies para el resto de tu vida.

El tiempo no es lineal, y la duración y el ritmo de las experiencias diversas están pensados para cuidar tu sistema nervioso, tus sistemas emocional, mental y energético

El proceso de Alquimia Materna dura alrededor de 12 semanas


Mi acompañamiento es intuitivo y espiritual que bebe de las formaciones en el Processwork (el trabajo corporal, emocional y mental basada en la psicología del Trabajo de Procesos y la sabiduría chamánica para la resolución de los conflictos), en la medicina energética, en el Método Raie (activación de la consciencia universal y navegación de las experiencias humanas energéticamente), en la Terapia Gestalt, en Registros Akáshicos (el lenguaje de tu alma) y las mezclo dependiendo de tus procesos y cómo nos guia tu Ser Esencial.

A esto le añado mi mente intelectual inquieta, mi profundo conocimiento de las circunstancias sociopolíticas y del desarrollo humano por mi trabajo de más de 17 años en el mundo periodístico, Ciencias Políticas y literario, y sobre todo mi experiencia de bimaternidad. Todo para que se nutra tu alma, tu cuerpo, tu mente y todo tu Ser. Para que brilles con tu luz propia.

Lo que conseguirás del proceso: 

  1. Percibir cambios evidentes hacía la calma, la alegría y la grandeza gracias a una nueva mentalidad liberadora y sostenible en el tiempo. Hacer menos, hacer mejor.
  2. Desestructurar conceptos, liberarte de creencias dañinas sobre la maternidad y transformar tus miedos en fortalezas para redefinir los valores alineados contigo y con tus deseos. 
  3. Reconocer y reconectar con tus inteligencias internas como fuentes de sabiduría, placer y poder. Comenzar a confiar en tu cuerpo y en tu intuición. Ser la autoridad superior en tu vida. Alcanzar una visión propia.
  4. Aprender a mapear el impacto que esta manera diferente de maternar genera en ti y a tu alrededor. Comprender qué hábitos y elecciones no apoyan tu visión más elevada. Captar en qué lugares te falta energía y necesitas ayuda. Todo esto es información valiosa para ti para entender qué tienes que soltar para crear más espacio y caminar ligera hacia tu estilo de vida anhelado. 
  5. Integrar una perspectiva amplia para tu vida cotidiana. Cultivar una visión mística, una colaboración con los planos invisibles a través de rituales de belleza y celebraciones. Una conexión verdadera contigo y con la red de vida te aportará más confianza, serenidad, inspiración y alegría. Darás un significado profundo a todo lo que estás viviendo, y esto transformará tu experiencia. 
  6. Desarrollar una habilidad asombrosa de captar y analizar la energía de la situación, del lugar, de la relación de manera rápida y certera para encontrar soluciones con facilidad creativa y amorosa. Afrontar el día a día con elegancia, placer y seguridad en ti misma.

Mujeres inteligentes, alineadas y felices en su maternidad tienen estrategias inteligentes, sostenibles y creativas para sus carreras profesionales (pero no necesariamente al revés). Descubre la energía más poderosa, bella e inspiradora que se ha activado en ti al ser madre y aprende a traer su sabiduría profunda a tu carrera profesional. 

Alquimia Materna incluye: 

  • 8 sesiones en vivo de 2 horas en un entorno elegido cuidadosamente. 16 horas de experiencias potentes, sanadoras, llenas de belleza y magia. Dependiendo de tus procesos y tu ritmo personal, decidiremos la frecuencia de las sesiones. A priori, recomiendo comenzar con mínimo 2 sesiones seguidas, pero no más de 4. Y después cada semana alterna. Pero puede ser que el ritmo cambie a dos seguidas, una semana de integración, otras dos sesiones seguidas etc. Te cuidaré y miraremos juntas cómo es lo mejor para tus cuerpos.
  • 84 días de acompañamiento personalizado. 
  • 672 horas de acceso directo a través de mensajes y audios para compartir tus reflexiones, tus revelaciones, tus dudas, tus preguntas en el momento que surgen en tu vida habitual. Y surgirán con fuerza después de cada sesión y durante las semanas de integración. Te acompañaré, te sostendré, te recordaré, te inspiraré.
  • Dos diarios específicos para el trabajo personal tuyo en tu día a día, dependiendo de tus procesos.

Imagina cómo la expansión y la transformación que experimentas en tu maternidad se transforma en más creatividad, calidad y claridad en tu vida profesional, y cómo esta coherencia potenciará tu vida entera.

Imagina hacer menos, pero hacerlo mejor.

Imagina vivir una maternidad diferente: una maternidad inteligente.

Cuando posees la certeza de que tu vida tiene un profundo significado, es imposible no reverenciar la experiencia misma de la maternidad. Es el camino de nuestra sabiduría.

Mientras escribo veo imágenes del proceso de Alquimia Materna contigo y me emociona profundamente. Este trabajo es fascinante, es interesante además de sanador, clarificador y liberador.

Es un punto de inflexión, un antes y un después. Lo sé porque lo he vivido y lo siento en tu caso también. Estás a punto de florecer como nunca. Y eso es maravilloso.


Suena genial, pero…

  • ¿Es esto para mí? 

Si quieres disfrutar, elevar e iluminar tu experiencia del embarazo, saber cómo transformar el peso de la maternidad en tu mayor fortaleza y traer su sabiduría profunda de vuelta al mundo, esto es para ti. 

Si crees que no hay nada que mejorar ni renovar en los modelos de maternidad que nos rodean, si crees que todo está bien como está, no es para ti. 

¿Por qué debería apuntarme a una mentoría exclusiva?

Pensamos que no hace falta prepararse para la maternidad y, sin embargo, la mayoría de las mujeres de hoy nos encontramos desubicadas, desorientadas, solas, cansadas y hartas cuando nos quedamos a solas con nuestro bebé. La imagen romántica de la maternidad se derrumba como un castillo de naipes y esa fragilidad con todas sus aristas y e incertidumbres, solo la conocemos nosotras. 

Desde la intuición sabemos que comienza un camino extraordinario, pero nos falta una visión que apoye esa sensación, herramientas emocionales, mentales y espirituales para navegar esta experiencia intensa con inteligencia, y claridad para extraer lo mejor de ella. 

El camino es tuyo, pero caminar junto a una mentora que te ve y te comprende en toda tu grandeza, que te inspira y te ayuda a comprender lo invisible, integrar lo valioso y soltar lo prescindible, marcará un antes y un después en tu vida. Te puedo garantizar que el trabajo que he comenzado es transformador, revelador y necesario para todas, por eso quiero compartirlo contigo.

Pronto podrás ver que es un placer, una necesidad y a la vez un privilegio contar con un espacio y una persona así en algún punto de tu experiencia, estés donde estés en tu camino.

  • ¿Cómo puedo encajar los tiempos de la mentoría en mi ajetreada vida?

Cuando no tienes tiempo para ti misma, es cuando más necesitas parar. Los días (cada dos semanas) y el horario durante todo el proceso de mentoría personalizado lo eliges tú aquí. 

Te recomiendo reservar ese tiempo solo para ti. Para poder disfrutarte, experimentarte, escucharte, conocerte y abrirte sin distracciones a ese universo íntimo durante las sesiones. Serán la preparación de la gran transformación que ya ha comenzado dentro de ti, y en tu vida entera.

No obstante, en Maternidad Luminosa los bebés son siempre bienvenidos y pueden asistir contigo. 

Para aclarar cualquier duda y para conocernos mejor reserva un día y una hora para la entrevista previa gratuita:


¡Gracias por tu trabajo diario, mujer luminosa!

¡Gracias por tu entrega, tu generosidad, tus esfuerzos!

¡Gracias por tus manos, tus abrazos, tus besos y sonrisas llenas de amor!

¡Gracias por tus palabras que curan, que enseñan, que hacen reír!

¡Gracias por caminar juntas!

¡Gracias por hacer tribu!

¡Espero conocerte muy pronto, mujer luminosa!